Comparte en:

Hubo un tiempo en el que el Estado de Derecho y la Justicia Social hacían llave, vivían juntas. Pero, de alguna manera, la polarización y la partidización de la política las han separado. Ahora viven en domicilios cercanos pero no aledaños y han venido a representar visiones e ideales de demócratas y republicanos. No de todos obviamente, pero sí de quienes tienen el mayor perfil en el partido y en la opinión pública.

Las protestas por injusticias raciales han exacerbado estas diferencias: liberales abogan por justicia social de las minorías; los conservadores por el imperio de la Ley. Ambos tienen la razón pero ambos están equivocados si creen que un solo polo resuelve los problemas sociales y políticos envueltos.

Jesus y Fernando lo conversan, con ejemplos, disquisiciones y argumentos que apuntan a nuevos rumbos de la conversación pública.

________________________
Composición: FNN