Comparte en:

Luego de una sucesión de fallos judiciales que liquidaron, una a una, las demandas del equipo Trump al sistema electoral, el país ha entrado en la «dimensión desconocida» de un presidente que no concede la victoria del electo y una burocracia estatal que ya ha activado la transición. Ni qué hablar de la opinión pública, polarizada y parcialmente paralizada por la pandemia.

Jesus y Fernando comentan, no solo lo político, sino el profundo impacto social que la polarización y el caos de las redes traen a la conversación de un país. Y en medio del Coronavirus, que ya es decir bastante. Pero lo político es lo que ha dado hilo conductor a estos eventos que, sin duda, serán estudiados a futuro como hechos ¿insólitos? ¿disruptivos? ¿consecuentes con una era de postverdad? El futuro… no sabemos cómo se presentará pero, sin duda, damos por hecho que aburrido no será.