Comparte en:

Con 1,4 millardos de habitantes y la perspectiva de ser la mayor economía del planeta hacia 2026, China sin duda es un  ejemplo de ascenso económico sin precedente por la magnitud y el relativo corto tiempo. Pero ese éxito económico ha ocurrido a costa de un enorme precio: millones de personas que trabajan con sueldos miserables, ausencia de Derechos Humanos, disminución del músculo geopolítico de Occidente, robo de propiedad intelectual e industrial y falta de transparencia en catástrofes como la del COVID-19?

¿Cómo llegó a tal hegemonía un país que apenas 70 años atrás era pobre y agrícola? ¿Por qué Occidente se ha hecho la vista gorda ante masacres como la de Tienanmen o el castigo a los disidentes en Hong Kong? Jesus y Fernando lo conversan, con datos y opiniones que van hasta especular si el modelo es sostenible o incluso un nuevo estilo de capitalismo sin libertad que llegó para quedarse.

________________________
Imagen: FNN